Viveza brasileña

Torneo de la B Metro de la temporada pasada.
Jugaban Almirante Brown - San Telmo en Casanova.
Partido caliente ganado hasta ese momento por el Candombero 2-1 ante el puntero del Torneo,con dos goles del brasileño Hugo Alves.
Este queda lesionado en el medio campo, ingresa el carrito, y en su afán de perder tiempo molesta al conductor deteniendo el carro en el campo de juego.
La vendetta de los camilleros no tardó en aparecer, ni bien salieron del campo, lo tiraron de la camilla al suelo de forma brusca, lo que motivó la reacción del banco de San Telmo, armandose una pequeña gresca que deriva en la expulsión del brasileño, hasta el momento figura de la cancha.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajajajajajaj...que grande el negro

Anónimo dijo...

siiii jajajajja me acuerdo que fenomeno jajaaja

Guillermo Ruibal dijo...

AJAJAJAAAJAJAAAAJAJAJAJAJAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAJJAJJAJAJAJAJAAJJAJAJJJJJJJJJJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAA.

Estallé.

De Springfield dijo...

Hubiera sido gracioso que después lo atropellaran con el carrito. A muy baja velocidad, claro.

Kluivert dijo...

AJJJJJAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA AJ AJ AJAJJJJJJJJJJJJJJJJAAAAAAAA AJ AJ AJAAAAAAAAAAAAAAJJJJJA AJ AJ AJ AJJJJJJJJJJAAAAAAAAAAAAA JA JA JA JA AJJJJJJJJJJJAAAAAAAAAAA AJ AJ AJA JJJJJJJJJJAAAAAAAAAAA