Verde cielo.


Hace unos fines de semana, se jugó la última fecha del año de la primera D y unos de los partidos era el clásico Midland - Ituzaingó en Libertad.

Como la AFA y el Coprosede han prohibido la entrada de hinchas visitantes a las canchas del ascenso, los hinchas de Ituzaingó pensaron en una opción para burlar la medida y alentar a su equipo.

Alquilaron una avioneta, sobrevolaron la cancha del Funebrero y pasaron grabaciones de la hinchada alentando.

Luego del partido, que finalizó 2-2 y extendió la racha de Ituzaingo de 33 años sin perder contra su rival, lanzaron volantes por todo el barrio de Libertad y alrededores con una frase que rezaba "Hace 33 años que te comés la misma p..."

Puerto Nuevo

El club es fundado en 1939 por un grupo de amigos para participar en los campeonatos barriales de la ciudad. El nombre proviene de la película Puerto Nuevo, protagonizada por Pepe Arias. Los colores fueron elegidos tomando como modelo los del club Atlanta , de la ciudad de Buenos Aires.
En 1950 se compran los terrenos para la primer sede propia, la misma se termina de construir en el año 1958.

En 1975, luego de tres años de gestión se logra una plaza para competir en la división Amateur del fútbol argentino, la más baja de las organizadas por la AFA. Ese mismo año Puerto Nuevo juega su primer partido oficial, de visitante en San Miguel contra el club Juventud Unida (Puerto Nuevo pierde por 2 a 1).

En 1984 el club se asocia con el Círculo Italiano de Campana, y cambia su nombre por el de Puerto Italiano. La sociedad dura solamente un año, pero el nombre se mantiene por cuestiones económicas hasta 1987, cuando se vuelve a cambiar por el de Puerto Nuevo.
En 1990 la Municipalidad de Campana dona al club 4 hectáreas de tierras fiscales para la construcción de su estadio, que se inaugura en 1997.


El único ascenso en su haber es el del año 94 a Primera C, donde sólo jugó una temporada y volvió a la D.
En el año 2002 el club firma un convenio de cooperación con la Liga de Fútbol Profesional Boliviano. Como parte del acuerdo el club debía cambiar su nombre por el de Puerto Nuevo Boliviano, pero debido al poco tiempo que duró la iniciativa este cambio no llegó a realizarse oficialmente.


Desde su afiliación a la AFA, Puerto Nuevo jugó de local en el Estadio Municipal de Campana, ubicado donde hoy se encuentra el Parque Urbano Ing. Roberto Rocca (y a pocos metros de la antigua sede del club, en la calle Sívori).
En 1991 la AFA inhabilita el estadio, y Puerto Nuevo pasa a jugar de local en la cancha de Villa Dálmine hasta 1997, cuando inaugura su estadio propio.
El estadio lleva el nombre de Carlos Vallejos, uno de los miembros del grupo fundador del club (en el que también estaban sus hermanos Julio y Demóstenes). Se encuentra en la calle Viale 159, a unos 300 metros del cruce entre la nueva Ruta Provincial número 6 y la Ruta Nacional número 9 (a la altura del km. 73 de esta última).

Fútbol y trenes


La historia siempre los unió

Agosto de 1995. Por dos lógicas razones, casi siempre relacioné al fútbol con el ferrocarril, aunque una de ellas es mas bien personal, vinculado por la misma afición a los dos; la otra es que concretamente el fútbol nació al lado del ferrocarril: muchos clubes llevan el nombre olas siglas F.C. antepuesta a un nombre sentimental o local, muchas canchas se encuentran al costado de una estación, o cerquita. Muchas.
Cuándo se me ocurrió vivenciar ésta interrelación fútbol y trenes ?... una fría y destemplada tarde, acurrucado solitariamente en una espaciosa cabina, la primera contando desde a izquierda en cancha de Independiente de Avellaneda, cuando el estridente silbato de una locomotora, con su continuo pasar, herían la callada atmósfera previa al partido definitorio por el ascenso a Primera “C”, entre Victoriano Arenas y General Lamadrid.


Como de películas famosas, guardo en mi memoria, rápidas y efímeras imágenes de escenas vividas relacionando al tren con el fútbol... un amanecer de pueblo visto desde la ventanilla de un vagón dormitorio del ya retirado “El Luciérnaga”, que cubría el trayecto entre Retiro y Córdoba, al pasar por la localidad de Oncativo, próxima a la ciudad capital, pude divisar una canchita sin tribunas, pero seguramente convocante de todo el pueblo en un partido clásico entre clubes lugareños.

Una fría tarde de invierno, cuando una llovizna pertinaz desdibujaba el contorno de una formación del ex Ferrocarril Belgrano, que salía desde la estación Buenos Aires hacia un imaginativo tenebroso Oeste del Gran Buenos Aires... locomotora y vagones de madera con ventanillas sin vidrios o rotos, con el agua castigando impiadosamente a oscuros pasajeros. Una visión imborrable como premio de ir a ver un partido entre Liniers y Barracas Central en Olavarria y Luna. Y similar vista, coincidentemente, otra tarde destemplada al ir a presenciar el espectacular Luján del ‘91 en la cancha de Lugano.., la misma formación, las mismas caras resignadas de los pasajeros, la misma pobreza de horizontes, tal vez, o desde el mirador que es el palco de prensa del Deportivo Morón, cuando en cualquier partido, resulta hasta risueño ver como los trenes aminoran la marcha y los viajeros estiran sus cuellos para ver un pantallazo fugaz, y ocurre que a veces los maquinistas se asocian a la fiesta haciendo sonar el silbato.

Y tantas visiones de trenes en Independiente, Platense, F. C. Midland, F. C. Oeste, Atlanta, E. C. Urquiza, Juventud Unida al lado de la estación Muñiz, las tradicionales vías de cualquier curva muerta en cercanías de “La Bombonera”... Ni que hablar de Talleres de Remedios de Escalada, donde en sus inmediaciones existía el mayor reservorio de las viejas y añoradas locomotoras a vapor, al igual que en la estación Holt, en la provincia de Entre Ríos, donde seguramente Germán SopeFía, autor del libro “La libertad es un tren”, y Paul Theroux, mi autor preferido, hacedor entre otros títulos de “Pasajeros en los trenes de América”, “Pasajeros en los trenes del mundo” y “El gallo de hierro”, decía, en esos lugares respirarían con mayor pureza sus aficiones. Y precisamente Theroux, a quien debo la inspiración de haber escrito mi libro “Memorias de fútbol”, éste escritor norteamericano afincado en Inglaterra, supo y pudo plasmar en el papel todo el sentimentalismo, al igual que Sopeña, sobre los ferrocarriles, algo que mínimamente intenté con el fútbol.

Y siguiendo con las relaciones, el increíble Unión Apeadero, que en 1985 lograra luego de espectacular campaña el torneo de la Cuenca del Salado, con la participación de jugadores de jerarquía, ya veteranos, como el “Negro” Oscar Alberto Ortiz y el “León” Roberto Mario Expósito, cumpliendo una vez más con el adagio fútbol-ferrocarril.

Y si no, cuando alguien, desorientado, quiere encontrar una cancha, la respuesta invariablemente empieza con: “... de la estación, son unas...”.
¿ O no ?.

El partido ?, Ah !, la excusa de éstas elucubraciones... lo ganó el equipo de Valentín Alsina, con gol de penal del morocho Capelli, pero ésto, para quienes se identificaron con el relato que vincula a ambas pasiones, es totalmente secundario.



Foto: Cancha de Ferrocarril Urquiza ... Obviamente, con fondo ferroviario.

Por Daniel Console
(Capítulo extraído del libro MEMORIAS DE FÚTBOL Y ASCENSO)

Chaco For Ever a Primera


Nacional de 1988: Lanús estuvo en el primer puesto en la mayor parte de su desarrollo y llegó a tener ocho puntos de ventaja sobre Chaco For Ever en la vigésima fecha. Pero la notable reacción del albinegro le permitió superarlo en un punto, pues lo venció por uno a cero en la jornada final. Con 22 equipos se disputó el campeonato Nacional 1988/89. Al cumplirse la séptima fecha Lanús ocupaba el primer puesto y logró afianzarse en él. En la undécima fecha Chaco For Ever estaba entre los últimos, en la decimonovena fecha For Ever estaba a nueve puntos. La tarde en que termino la primera rueda, el Negro derrotó a Lanús en la cancha del sur. En la fecha número 30 ya alcanzó el segundo puesto en gran reacción, a pesar de que el Granate le llevaba 6 puntos, la que fue descontada por el albinegro hasta ubicarse a un punto de el equipo sureño en la penúltima fecha. Con esa mínima ventaja Lanús visitó el Chaco para definir las cosas, perdiendo uno a cero con gol de Di Marco de penal, consagrándose Campeón. El equipo campeón fue: Di Marco, Valdez, Freyre, Ferlatti, Sperandio, y Parrado. Cravero, Noremberg, A. Fernández, Luis Sosa y Rosas.
Luego permaneció en la A dos temporadas volviendo a disputar un par de años el Nacional hasta recalar en el Torneo Argentino B en el que compite actualmente.


Dream Team

Hoy recordamos al equipo de Villa Dalmine del año 2002-2003 perdiera la final con Colegiales y se quedase en la puerta del ascenso a la B Metro.

Aquel equipo tenía figuras de la talla de El Pepe Basualdo, Pedro Troglio, El Pacha Cardozo, El Diablo Monserrat y Mario Pobersnik.
El equipo era dirigido por el Gordo Nicosia y ganó el torneo Apertura asugurandose un lugar en la final para el ascenso.En el segundo torneo, ya sin Nicosia como DT ( lo dirigía el Pepe Basualdo cumpliendo la doble función de DT y jugador) llego puntero a la última fecha, pero perdió con Ituzaingó y quedó segundo detrás de Colegiales, que luego lo vencería en la final.
Luego en el reducido quedó afuera a manos de Acassuso y el sueño de ascender se devaneció.

Algo más que una esquina.

Manuela Pedraza y Crámer. Algo más que una esquina porteña. Durante más de medio siglo, la identificación con un club que forma parte de la historia del fútbol argentino: Platense. Nació en Posadas y Callao, cuando un grupo de chiquilines de entre 15 y 18 años reunieron cinco pesos y se lo jugaron a una fija: el caballo Gay Simon, un zaino del stud Platense (chaquetilla colorada, con alamares y gorra azul), que pagó una fortuna. Los 445 pesos que cobraron del "batacazo" los invirtieron en los primeros gastos para darle vida al club con el nombre del stud y la fecha patria como partida de nacimiento: 25 de mayo de 1905.
La primera cancha, lindera con el rio, estaba siempre embarrada. Las camisetas de sus jugadores tenían el color que el periodista Antonio Palacio Zino definió como "calamares". Un apodo que perduró como un sello de identidad. En 1917, con la presidencia de Archivaldo Goodfellow (fue más de 20 años titular de la institución), le arriendan el predio de Manuela Pedraza y Crámer al doctor Carlos Delcasse. El 9 de julio de ese año, se realiza la inauguración con un partido frente a Provincial de Rosario.

Desde entonces, sus tablones vieron pasar todos los cracks de nuestro fútbol. El 28 de octubre de 1923 Carlos Gardel se sienta en la platea para disfrutar de la magia de su amigo Pedro Ochoa. Pero Platense le gana a Racing 3-1. Y la identificación con la música popular de la ciudad se convierte en un símbolo con el Polaco Goyeneche, quien cuando la fama todavía no había llegado era frecuente habitante de los tablones del viejo estadio.
Pero Platense no era sólo fútbol. El 1° de febrero de 1941 se inaugura el Velódromo, que fue por años el único que tuvo Buenos Aires. Y dos años después, en el centro del óvalo, se construye una cancha de polvo de ladrillo, donde el histórico equipo de "Los aviones" escribió las mejores páginas de nuestro básquet.
El 26 de setiembre de 1971 , Platense le gana a Newell''s 2-0, con goles de Roberto Cabral y Scarpeccio. Fue el último grito en Manuela Pedraza y Crámer, algo más que una esquina porteña.

Por PEDRO UZQUIZA de www.platense.com.ar

HDA en Vermouth Deportivo


Los amigos de Vermouth Deportivo en su revista número 3, agregaron una nota que habla sobre este blog, sus inicios y su actualidad.

Podés conseguir la revista, que es gratuita, en los kioskos de diarios de: Lacroze y Corrientes, puesto de diarios de la galería comercial de Chacarita (subida del Subte B), Pedro Díaz y La Patria (Hurlingham) y Avenida Alvarez Thomas y Los Incas, Triunvirato y Monroe, como asi también en los estadios los dias sabados.

Les informamos que además de la revista, VD tiene programa de radio, todos los sábados de 15 a 18 hs en AM 1090 Décadas, con los comentarios de todos los partidos del ascenso y la información al instante.

Gracias Ale y todo el equipo de VD.




Galíndez, en el boxeo como en la vida: a las trompadas.


Junio de 1975. Martes, tarde atípica de fútbol de ascenso. El escenario fue el Estadio Municipal de Luján. Allí debían recuperar la fecha del sábado anterior, suspendida a raíz de la lluvia, Luján y Justo José de Urquiza. Empezando por el final, el resultado fue 2 a 2, pero las alternativas del score fueron cambiantes emocionalmente. Cuando se jugaban dos minutos de descuento del primer tiempo, el equipo de la Basílica (atajaba José Felipe Perassi) se puso en ventaja, yéndose al descanso 1 a O arriba. En el reinicio, a los 5 minutos empató Urquiza ya partir de allí, es cuando la presión se hizo sentir dentro y fuera del rectángulo. Promediando la etapa, aparece en escena un personaje de aspecto morrudo, musculoso, vestido con una camisa negra desabotonada hasta la mitad, luciendo numerosos anillos, pulseras y cadenas y unos anteojos oscuros que no estaban de acuerdo con la tarde gris y fría. Era Víctor Emilio Galíndez, el campeón mundial de boxeo, que había venido a alentar al equipo de la zona, donde había residido en su juventud, incluso era oriundo de la vecina localidad de Vedia. En un momento dado, al producirse un cambio en Urquiza, salió Trapani, Galíndez lo siguió con intenciones de agredirlo; el jugador corrió presuroso a refugiarse en el vestuario hasta donde fue perseguido, allí se desarrollaron escenas de violencia y manotazos al aire, empujones, ropa de civil de los jugadores desparramadas por doquier, con dirigentes locales y visitantes que trataban de frenar la ira del boxeador, algo que lograron parcialmente.
Fuera, en el campo de juego, seguían las ardorosas acciones y a los 88 minutos, un baldazo de agua fría: gol de Urquiza. El público local se prendió del alambrado y pedía penal cada vez que sus alentados pisaban el área visitante, el árbitro Efrén Lancioni dio tres minutos de alargue, y cuando las agujas del reloj marcaban inexorablemente los 48, Miguel Angel “Perro” Diaz quiso habilitar a su arquero desde casi mitad de cancha, la pelota dio un pique extraño y se colé por sobre la cabeza del desesperado guardameta. 2 a 2. Y bronca en la visita por el punto escapado en tiempo de descuento. Bronca en el local por la mala exposición de fútbol. Bronca de allegados lujanenses que se desató en la puerta del camerino del árbitro con golpes, exabruptos e intentos de llegar a la agresión física, Galíndez incluido, y que la policía finalmente pudo controlar con bastante esfuerzo. Luego de larga e interminable espera, ya que para confirmar algunos fallos me había introducido en el recinto del árbitro, se despejó la zona. Emprendí el regreso en micro junto a la delegación de Urquiza, merced a la gestión del colega Juan Carlos Cirilo de la revista Vivencia.
La noche, con sus sombras ya desdibujaba los contornos del escenario y los grillos con su música se adueñaron del lugar.


Por Daniel Console
(Capítulo extraído del libro MEMORIAS DE FÚTBOL)

El día que Maradona dijo que jugaría en All Boys

En febrero de 1998, Diego Maradona anunciaba desde Río de Janeiro, su intención de jugar en el equipo de Floresta junto a su amigo Sergio "Checho" Batista durante esa temporada.

Obviamente nadie podía tomar en serio los dichos del Diez ya que se encontraba de jarana (?) en pleno carnaval carioca, sin embargo varios medios se hicieron eco de la noticia e ilusionó a los hinchas de All Boys.



Francisco "Panchito" Maciel


Un jugador que sin dudas empezó tarde, pero no se vio muy afectado por eso. Sus comienzos se remontan al año 1995 . donde se inició como futbolista en Yupanqui en la Primera D. A esa altura, cursaba paralelamente 5to año en el Colegio del Salvador. Se afiianzó en la primera de dicho club y consiguió un ansiado ascenso a un club de mayor jerarquia. Estamos hablando de Deportivo Español, equipo que hoy por hoy no esta muy bien, pero que en aquellos dias militaba en el Futbol grande de la Argentina. Llego su debut, contra Boca y en la Boca. Entró desde el banco y tuvo que salir al poco timepo, debido a que se ahogo en un pique. Fue mucha presión para él en ese momento. Con el tiempo fue consiguiendo mas experiencia, fuerza e inteligencia dentro de un campo de juego. Paso a Almagro y se consolidó en la primera. Durante fines del 99 y principios del 2000 lucho con ese equipo por no perder la Categoria y descender a la B Metropolitana. Lograron una campaña excelente y cuando nadie lo esperaba llegaron a jugar la Promoción frente a Instituto. En el partido de Ida fue Panchito quien señalo el caino haacia la visctoria. Y su gol (foto)sirvio para que luego de muchos años Almagro llegue a Primera. Jugo durante casi toda la temporado 2000-2001 en Almagro pese a que el Murcia de España lo queria. Al comienzo de la temporada 2001-2002, Merlo lo pidió como refuerzo y llegó como un tapado. Pero sin embargo fue Panchito Maciel, el unico jugador que cumplio dentro del campo de juego la totalidad de los minutos (1710 minutos). Esto lo pudo realizar gracias a que nunca fue expulsado, rindio en todos los puestos donde se lo puso, se esforzó durante los entrenamientos, no acumuló tarjetas y fue muy regular en cuanto a su desempeño. Asi fue como un tapado se convirtio en fundamental y en uno de los mas queridos por la hinchada del Racing Club de Avellaneda.
Luego fue transferido al Murcia donde jugo varias temporadas hasta recalar en el Mallorca, donde tuvo poca continuidad y volvió a Racing.
Sin embargo en la Academia, donde habia sido valuarte de equipo campeón no fue muy tenido en cuenta y hoy analiza la posibilidad de volver a Almagro.

Proctología (?)


Servicio a la comunidad brindado por Defensa y Justicia

Temperley, quiebra y su vuelta al fútbol de AFA


Un mal presagio

No puedo explicar cual fue el motivo, pudo haber sido el famoso sexto sentido que todos alguna vez imaginamos poseer, pero esa tarde que perdimos con Los Andes 3-0 en nuestra cancha, el día que Verón atajó un penal, y más allá de la tristeza que me embargaba por el resultado deportivo con nuestro clásico rival, la sensación iba mucho mas allá, era un gran vacío en el estómago que presagiaba momentos oscuros y difíciles.
Todos ya estabamos informados de las dificultades financieras, de los desaciertos en la administración del club, de los problemas crecientes que se iban generando y se reflejaban en la decadencia deportiva, todos pensábamos luego de los descensos del 87 y del 89 que habíamos tocado fondo, que nada peor nos podía suceder.
Lamentablemente estábamos equivocados.
El nefasto juez (bien con minúscula) durañona determinaba la prohibición de la practica activa del fútbol, la libertad de acción del plantel profesional y el cierre del Club.

La larga noche

Los dos años siguientes fueron terribles. Para los dirigentes fueron años de lucha judicial donde se peleó palmo a palmo con el juez para ir logrando distintos objetivos, como la reapertura del club, la realización de actividades que permitían recaudar fondos para mantener viva la ilusión. Para los deportistas fueron años de peregrinaje por distintos lugares, entrenar sin objetivos a la vista y casi sin ilusiones. Para los socios era ver como las instalaciones se iban deteriorando con el paso del tiempo y la tristeza de ver el club cerrado. Para los hinchas de fútbol cada sábado era un calvario donde veíamos que equipos que no juntan veinte tipos saliendo campeones podían competir y Temperley que había llevado 10.000 personas a Junín o que llenó la cancha de Huracán, debía mirar los torneos desde afuera.
En 1992 se había intentado sin éxito volver a competir, la ferrea negativa de durañona fue un obstáculo insalvable para las ilusiones celestes. Desde principios de 1993 se comenzó a trabajar por el gran objetivo, hubo gestiones oficiales, oficiosas y hasta marchas para presionar la decisión en positivo.

El final del calvario

Un hito fundamental fue conseguir que la AFA incorporara a Temperley en el sorteo de Primera C, todo un logro. A los pocos días una gran desilusión, el juez ratificaba la prohibición
Comenzó el campeonato y no había novedades. En la primera fecha, según el fixture, Temperley quedaba libre, pero seguían corriendo los días y no había novedades.Afortunadamente la mala suerte que venía acompañando a la institución se comenzó a disipar y varios factores se conjuntaron para un feliz desenlace, la feria judicial, la ferrea actitud y los reflejos de los socios de la institución, el desprendimiento y el sacrificio de un grupo de socios que incluso pusieron en garantía su propio patrimonio.Entonces ese 21 de Julio, todos pudimos leer una noticia que los verdaderos hinchas celestes festejamos de la misma manera, e incluso mas, que un campeonato o la victoria en un partido importante. Era volver a ver una camiseta celeste en un campo de juego y por un torneo oficial.

El día esperado

Llegó el gran día, 24 de Julio, los que fuimos temprano a sacar la entrada pudimos comprobar que desde la mañana frente al club, largas colas delante de las boleterías presagiaban una concurrencia multitudinaria. Poco importaba la división en la que se iba a jugar (Primera C), tampoco importaba el rival de turno, Tristán Suárez y tampoco importaba demasiado que el equipo que Temperley presentó ese día y en ese campeonato era claramente una formación de emergencia
Dos horas antes de comenzar el partido, el estadio estaba repleto, no cabía un alfiler y todos, absolutamente todos, con algo celeste encima. Era una camiseta o una vincha o una cinta en la muñeca.
La salida del equipo a la cancha fue apoteótica, por un largo minuto no fue posible divisar el verde de la cancha, todo lo que se podía ver era blanco y celeste, banderas, papelitos, cintas y puños apretados. A muchos se nos cayeron algunas lágrimas, nos parecía imposible pero era cierto. Temperley volvía a jugar.


Fuente: www. intercele.com.ar


Enviado por Gastón, gracias por el aporte!

Las Gloriosas (?)

Después del furor de Las Marineritas, el boom llegó al Interior y acá les dejamos una foto de las chicas de Instituto de Córdoba.

De Lomas a La Boca...


Jonathan Maidana, nació en Adrogue y creció futbolísticamente en la cantera del club Los Andes, debutando en la "B" Nacional al final del torneo 2003/04, cuando el milrayitas perdió la categoría. La temporada siguiente disputó el torneo de Primera B y fue convocado por Francisco Ferraro para jugar el Mundial Sub-20 de Holanda.
Con la llegada de Alfio Basile empezó a sumar minutos en primera y recibió elogios de un especialista en su puesto como el "Coco". Con Ricardo Lavolpe fue utilizado en varios puestos de la defensa.Y en el debut de Miguel Angel Russo como DT de Boca, tuvo un muy buen torneo de verano lo que hizo que se ganara el puesto, desplazando al banco de suplentes ni mas ni menos que a Matías Silvestre.
Hoy alterna la titularidad con con Morel Rodriguez en la zaga boquense.

Re Contra Viola



Como ya hicimos con Ricky de Flema y El Porvenir, hoy retomamos las historias de famosos hinchas de clubes del Ascenso.
En esta oportunidad recordamos a Juan Carlos Calabró, que hiciera conocido al Violeta de Campana a través de su personaje El Contra en el programa Calabromas.
Calabró cuenta que se hizo de Dálmine cuando competía en competencias de ciclismo y ganó su primer carrera en Campana en el año 1978.
A partir de ese momento se hizo fanático y seguió siempre sus campañas, aunque reconoce que es mufa y lo grafica en una anécdota:
"Lo triste es que las dos o tres veces que fui a verlo como local, perdió. Incluso ya habiendo ganado el Apertura en el 2002, jugábamos la última fecha con Liniers que hacía 17 partidos que no ganaba y venía último. Dije: hoy no puedo fallar, y fui hasta Campana. Perdimos 1 a 0. Fue la última vez que fui a la cancha, porque entendí que soy yeta para el club. Cuando voy, pierde, aunque tampoco gana cuando no voy"
El padre de las artistas (?) Ileana y Marina, cuenta que hoy por hoy ve más factible su regreso al teatro que un ascenso de Dálmine.

Foto: Olé

A los tiros


Del otro lado del mundo...El goleador de Tigre, Leandro Lazzaro, contó su experiencia en la República Checa. "Ganamos la final de la Copa local con dos goles míos. Al salir, estaban mis amigos esperándome para irnos... y en eso veo que un grupo de hinchas del equipo perdedor se me viene encima... ¡Pero para pedirme autógrafos...! Y recordé una vez que salí de la cancha de Chicago en medio de los tiros de la hinchada de Los Andes". ¡Qué lejos estamos!, ¿no?


Fuente: Estilo K (Tyc Sports)

Puro rock nacional


Los Piojos, Los Redondos y Aldosivi en este mural marplatense.

San Lorenzo en la B: Récord de entradas.

Aquel 15 de Agosto de 1981, cuando Mario Gualberto Alles, arquero de Argentinos Juniors, le atajó el penal a Eduardo Emilio Delgado en el estadio de Ferrocarril Oeste, marcó el peor momento de la historia del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, que descendía por primera vez en sus 74 años de vida.El gol de Carlos Horacio Salinas dejaba a San Lorenzo último en la tabla de posiciones del Metropolitano 81. El chico se salvaba, el grande descendía.Alles declararía mas tarde: “Fue una sensación rara, nos habíamos ido a la B y la hinchada seguía gritando, hasta nos ovacionaron cuando dejamos la cancha”.Sin poder utilizar su estadio y con 71 juicios en contra “El Ciclón de Boedo” pasaba a jugar a la Primera B.Ese mismo público colmaba la capacidad del estadio, veinte mil hinchas azulgranas estallaron el 7 de Febrero de 1982 cuando Oscar Ricardo Ros asomó la cabeza por el túnel encabezando la fila india que iba hasta el círculo central.A pesar de hacer su debut en dicha categoría, el público hacía sentir a su equipo de Primera División. Ese día “Los Gauchos de Boedo” derrotaron a Gimnasia y Esgrima La Plata 2-1 con goles de Hugo Paulino Sánchez y el paraguayo Eugenio Félix Morel, padre del actual defensor de Boca Juniors y campeón con San Lorenzo en el 2001, Claudio Morel Rodríguez. De allí en más el equipo del recordado “Toto” Juan Carlos Lorenzo no dejó la punta ganando los primeros cinco encuentros.El la sexta fecha ocurrió un hecho histórico. San Lorenzo visitaba a Tigre de local en la cancha de River Plate, en donde se vendieron un total de 70.948 localidades.En junio, Lorenzo acepta una propuesta de Vélez Sarfield y deja el club, su lugar lo ocupó el “Piojo” José Yudica, pero a pesar del cambio el conjunto no mermó en su funcionamiento.El 6 de Noviembre de 1982 el equipo saldó su deuda con la hinchada. En la cuadragésima fecha, dos antes del final, derrotó a El Porvenir 1-0 con gol del jugador emblema del equipo, Rubén Darío Insúa. Las 57.000 almas presentes en el José Amalfitani y todo el pueblo azulgrana gritaron aliviados ¡Otra vez a jugar en Primera!. De donde nunca debieron haber bajado.

Fuente: Pablo Breschi para ISPED

Sabado Negro


El fin de semana pasado ocurrió un suceso bastante insólito. Bueno, no tanto para el Ascenso.Jugaban Villa Dálmine y Villa San Carlos en Campana, por el torneo de Primera C.Partido trabado, sin situaciones. El técnico del Violeta, Itabel, le pide a su arquero, Negro Luqui, que salga jugando desde el arco. Éste se hace el desentendio y sigue tirando pelotazos hacia el campo rival. El técnico, enojado, manda a su ayudante detrás del arco para que le repita las indicaciones, pero el verborrágico arquero responde un "dejame de romper las pelotas".Itabel decide el cambio de arquero, pero Negro se resiste a salir de la cancha. En ese momento el árbitro, confundido, para el partido para que los jugadores se refresquen debido al calor. En el intervalo parece calmarse la discusión y el arquero permanece en el equipo.El gran detonante surge cuando a Dálmine le otrorgan un penal y el mismo arquero Luqui toma la decisión de ejecutarlo, desoyendo al técnico que quería lo pateara otro jugador. Tanta mala suerte tiene el portero, que su penal es atajado por el arquero visitante y el partido finaliza igualado en cero.El escándalo continua en la semana: Itabel separa a Negro Luqui del plantel, y éste se reúne con los dirigentes para resolver su situación.
"Siempre fui la voz cantante de lo que me parecía mal, de parte de los jugadores. Con Itabel no tengo nada que hablar, lo que tenía que decir ya lo dije enfrente de los muchachos y no voy a revertir mi decisión", sostuvo Negro Luqui.Hoy por la tarde habrá una reunión en Comisión Directiva y parecería estar echada la suerte de Bernardo Negro Luqui.

Crónicas de la D

Victoriano Arenas- Argentino de Quilmes.Un día de invierno crudo como cualquier otro, la excepción era el debut de Argentino de Quilmes en la divisional "D", unos dos grados en la ciudad de Buenos Aires, y empieza la odisea hacia el estadio de Victoriano, no esperábamos un estadio como el Amsterdam Arena, eso está claro, pero las condiciones que encontramos son dignas de ser contadas.Todo empezó en un Fiat 147, salimos desde mi casa rumbo al estadio, no surgieron inconvenientes hasta llegar a la altura de Avellaneda, ahí tomamos la guía para saber que tan cerca del destino nos encontrábamos, y descubrimos que el estadio se encontraba en una especie de península o isla, rodeada por el riachuelo, lugar donde dicen algunos podría haber nacido el mismísimo Napoleón en lugar de la conocida isla de Corcega.Nos detuvimos y preguntamos a un flaco que pasaba, "Flaco..., disculpa, ¿la cancha de Arenas?", el pibe no tenía idea, sólo quedaba el camino empedrado delante, a un costado pibes jugan un picado con una pelota naranja, en unos arcos con los colores de Brown de Adrogué.
Dificultosamente logramos sortear los obstáculos, y una vez introducidos en el sendero, solo veíamos humo hacía adelante, un perro sarnoso revolcándose, y a los costados carteles(paredes pintadas con cal con algún grafitti) que decían como ir al estadio(¿Emboscada quizá?).Finalmente dimos con la entrada al club, lugar donde nos recibía un cartel de "Bienvenidos putos". Avanzamos metros con el auto, y estaba la entrada a un estacionamiento, local o visitante pregunta la vieja de la entrada, visitante respondemos, y nos manda por el pasillo (el pasillo es un descampado).Caminos por el "pasillo", y dos tipos que venían de frente, pegan un grito...."ehhhhh gente", y nos señalan hacia un costado, sale un viejo quejándose del frio de una ventana casi oculta, y tira un chiste, "Después del partido pasen y le damos dos pesos", "Pasa que tendrían que pagar para que entre la gente acá", se rie un poco, y después si cobra las entradas.Ingresamos al estadio, nos encontramos con dos tribunas, local y visitante, y en la local un pequeño vip (tribuna techada de 2 metros x 2, techada con chapa), alrededor solo descampado, y una descomunal cantidad de abono de caballo. Otra de las particularidades esta detrás de un arco, que da hacia el riachuelo, y la pelota solo se puede ir a buscar mediante una flota (un botecito pedorro).Comienza el partido, el resultado es anécdotico, gano Argentino de Quilmes por 2 a 1. En pleno partido los policías boludeaban al alcanzapelotas, pidiéndole que les tire una bocha, para jugar en la base. Mientras tanto en la tribuna local, se halla un personaje peculiar, y probablemente el jefe de la hinchada de Victoriano, un gordo con un vozarrón importante, que grita "Victorianooo, Victorianoooo".Fue un típico partido del ascenso, esos partidos en los que los jugadores no marcan la diferencia, sino el hincha puteador que está pegado al alambrado puteando al Lineman.Termina el partido, los intercambios de insultos entre hinchadas es constante, y a pesar de que los visitantes estaban en mayoría, el vozarrón empareja el duelo.

Vista aérea de la cancha de Victoriano Arenas

Fuente: http://fanzine-copyleft.blogspot.com/

Estadio Monumental "Jose Fierro"

Club: Atlético Tucumán

Nombre: Jose Fierro

Capacidad: 25.600 personas

Ubicacion: entre las calles 25 de mayo, Chile, Laprida y Bolivia, San Miguel de Tucumán.



Inaugurado un 21 de mayo de 1922, bajo la presidencia de don Isauro Silva.

Al momento de su inauguración fue bautizado como "Grand Stadium" por sus características monumentales que lo convertían en el más grande en dimensiones de todo el norte argentino, excusa que sería propicia para que los más importantes clubes de sudamérica lo visitaran y Atlético Tucumán adquiriera roce internacional desde la misma década del 20 a la fecha.Con el tiempo le fue asignado su nombre real, estadio profesor "José Fierro" en reconocimiento a un gran presidente y mejor dirigente que Atlético tuvo, no sin antes ser bautizado por el periodismo como Estadio "Monumental", apodo con el cual la gran mayoría del público lo conoce.


Peratta, el espartano

"En el 00, cuando estábamos por subir al micro con Morón y escuchamos unos gritos: la hinchada de Almirante. Fue atrás de la popu local. Al micro no po- díamos subir porque lo iban a dar vuelta, así que nos plantamos. Eran 50, pero para mí eran 10.000. Di, recibí, todo. ¿Te digo la verdad? Me sentía un espartano." Anécdota de Sebastián Peratta, actual arquero de Vélez, cuando comenzó su carrera en el Deportivo Morón.

Fuente: Diario Olé. Entrevista Completa

Los Traidores

En el segundo tiempo nos pegaron un peludo inolvidable, pero estaba por terminar y no nos habían vacunado de nuevo. Yo miraba el reloj cada veinticinco segundos, desesperado porque terminara de una vez por todas el suplicio chino. «Quedáte tranquilo, Nicanor, que están muertos», me tranquilizaban los hermanos. «Ya sé, ya sé», contestaba yo, en una mueca semisonriente, y con ganas de descuartizarlos con una sierra de calar. Yo los veía a los nuestros, al otro lado del océano verde, y el pecho se me hinchaba de orgullo. Seguían cantando e insultándolo a Gatorra en cuatro idiomas, indiferentes a las burlas y al oprobio. ¡Qué no hubiera dado por estar entonces del otro lado! Pero de inmediato giraba hacia mi derecha y la veía a ella, tomadita del brazo del viejo, indefensa, pura, increíblemente hermosa, y me decidía a tolerar unos minutos más.Pero lo que pasó entonces fue demasiado. Faltaban cinco. Se escapa Gatorra y enfrenta al arquero. Le amaga y lo pasa. Se detiene. La hinchada visitante grita enloquecida. El arquero vuelve sobre sus pasos. El Traidor, con la sangre fría de un cirujano, vuelve a enganchar y el guardameta pasa como una tromba para el otro lado. A mi alrededor deliran. Pero falta. Porque el inmundo ése se da vuelta con las manos en jarra, observa parsimoniosamente a la heroica hinchada del Gallo, y le da a la bola un tacazo disciplicente en dirección al arco vencido. Para terminar de perpetrar su osadía, se acerca al alambrado y empieza a besarse el harapo verdinegro que los turros ésos usan de camiseta.



Fragmento del cuento "Los Traidores" de Eduardo Sacheri. Cuento Completo
Gracias Santiago, por la recomendación.

Que lindo es el fútbol

Ahí estaba. Después de 5 años realmente ahí estaba. Calentando un banco de suplentes con el número 17 inscripto en la espalda. A lo que luego justificaría, claro: Yo pedí usar la número 17, ya que esa casaca vestí cuando viajé por primera vez con Primera. Para mí esto fue como empezar de cero. Analizando mínimamente la frase se sobreentiende que está hablando un jugador que estuvo fuera del campo de juego por alguna lesión u otro motivo. Claro, pero no. Lo dice un hincha. Un hincha que no estuvo alejado del fútbol pero sí de la institución de la cual es fanático. Un hincha del buen juego, poseedor de la 10. De esos que convierten goles en una final con la rodilla rota. Amante de la joda, como vos, como yo.
Entró faltando 30 minutos para que termine un partido chato. Y ahí, en ese momento el equipo cambió. Cambió porque había entrado un hincha al campo de batalla. De esos que van para adelante, cabeza agacha y pelota al ladito del pie buscando el pase justo para habilitar a un compañero.
La actualidad del país impidió que el estadio coreara su nombre. La corrupción que aparentemente algunos la disfrazan de violencia quiso prolongarlo una fecha más y en exclusiva para hinchas de Quilmes.
Sin embargo en cada casa de cualquier hincha del Cervecero con consciencia de clase no se pudo reprimir. Los hinchas “infiltrados” dentro del estadio seguro sintieron escalofríos. Se evidenció una sonrisa de oreja a oreja al ver que el 10 (que no es 17) entraba en la formación de un equipo que volvía a tener a un hincha del club en el campo de juego.
Un equipo que entre sus 11 titulares no posee por lo menos uno que sea hincha de la institución no tiene identidad. Uno va a la cancha a ver a 11 jugadores que pueden estar jugando tanto en tu equipo como en otro que les da absolutamente lo mismo. Esos equipos no son lindos de ver. O por lo menos no lo son para mi.
Señores, Giampietri “el máquina” Adrián volvió a Quilmes. Sin embargo eso es un detalle. Lo que celebro es que mi equipo volvió a tener identidad. Esa que ojalá tu equipo y el resto algún día tengan para que el fútbol vuelva a ser ese deporte que en algún momento fue lindo de ver.

Enviado por Patricio, gracias por el aporte!

Florencia Romano, primera árbitra en el fútbol argentino

Un remís, que le regaló la mitad de los 28 pesos que vale el viaje desde San Fernando hasta Valentín Alsina, la dejó en la cancha casi dos horas antes de que empezara el partido. Ahí -después de atravesar lo que alguna vez fue un complejo industrial, al costado de un brazo del Riachuelo- le deseó suerte la casera de la cancha de Victoriano Arenas, que ya había acondicionado un cuarto de su vivienda para que sirviera como vestuario. La chica -de conjunto negro, aun antes de calzarse el traje de árbitro- saludó con una sonrisa, recibió un ramo de flores de parte de la comisión directiva local y enseguida se metió en la piecita. El enérgico silbatazo que pegó a las cuatro de la tarde fue el anuncio del triunfo en su primera batalla: Florencia Romano se estaba convirtiendo, en ese exacto momento, en la primera mujer en dirigir un partido de primera división de varones del fútbol argentino.Su caso había llegado a la Cámara de Diputados en setiembre de 1996, cuando se plantó en huelga de hambre en la puerta misma de la AFA para denunciar lo que consideraba una decisión discriminatoria en su contra. Pero ayer, contenta con lo que ella misma evaluó como una buena actuación, tuvo solamente palabras de agradecimiento porque la dejaron dirigir.No la amedrentaron los cantitos (por ejemplo, un rapidísimo Qué contenta se te ve/debutás con Victoriano/que es el macho de la D, ni el pedido de Queremos a Florencia/que traiga a las amigas, ni un cartel, algo más grosero, acerca de qué le falta para dirigir en la A. Por el contrario, Romano -enrolada, enhorabuena, en las filas del castrillismo- sancionó cada jugada brusca y sacó sin titubeos las tarjetas que tuvo que sacar. El primer futbolista en ser expulsado por una mujer -en una cancha- fue Gustavo García, el defensor de Muñiz que evitó con la mano un gol de Arenas; también les mostró la roja al arquero local, por insultar a un rival, y al 8 visitante, por una murra.El próximo objetivo de Florencia (27 años, tucumana, estudiante de arquitectura, sin novio) es conseguir un sponsor o una beca que le aporte más de los 47,11 pesos que cobra por cada partido de estos. Hasta aquí llegó con ayudas eventuales de funcionarios de Gobierno y la colaboración de su amiga Miriam, que fue quien le consiguió un colchón tras un mes de dormir sobre una pila de diarios en un departamento completamente vacío.Pasadas las nueve, después de redactar en un bar el informe del partido, la árbitra estaba esperando el 60 en Constitución, con las flores en una mano y el bolso -también negro- en la otra. "Sí, puede ser que haya entrado en la historia del fútbol argentino" dijo, firme.

Fuente: Diario Clarín

La venganza

Año 1989, última fecha del torneo, en ese entonces Villa Dálmine si mal no recuerdo ya había obtenido el campeonato, CADU sin embargo necesitaba un empate para salvarse de la primera temporada en su historia en Primera "B", la derrota lo condenaba inevitablemete a jugar la próxima temporada en la "C", de lo contrario descendían Arg. de Rosario o Def. de Belgrano.
Un multitudinario apoyo recibió el Celeste en Campana, pero el milagro no ocurrió, a los 40 del segundo tiempo, Sena definió ante la salida de Cisneros y condenó al conjunto de Zárate. Nada pudo hacer el increible gol que se perdió el "Beto" Ojeda en la boca del arco en el último minuto.

Pasaron ocho años, mientras Villa Dálmine jugaba en el Nacional "B", CADU tuvo que jugar dos años en la "C" y luego un año en la "D", hasta que en el 94 ascendió a la "B" de la mano del "Colorado" Diez. Villa Dálmine se encontraba en la "B" esa temporada pero en la última fecha descendió a la "C" al empatar con Dep. Merlo, entonces, otro año más sin poder disfrutar del clásico.
Al contrario que en el 89, CADU logró mantenerse en la "B" mientras que Villa Dálmine andaba de mal en peor, perdió el apoyo de la fábrica Siderca que durante más de 35 años lo había apoyado y por lo tanto tuvo que cambiar su nombre por Atlético Campana. CADU siguió en la "B" y Atl. Campana se mantuvo en la "C" hasta 1996 donde consiguió el ascenso luego de ganar la final contra L. N. Alem.

El fixture indicaba que se debían enfrentar en la última fecha, primero en Campana, y fue un domingo, en una calurosa mañana de Diciembre, antes de Navidad, CADU lo pasó por arriba a Atl. Campana en el segundo tiempo, atacando hacia la popular de Av. Mitre donde estaban las mas de 2000 almas que llegaron de Zárate, primero Cristian "Pulga" Pereyra de penal y luego Daniel "el uruguayo" Sierra por arriba de Capeletti hicieron delirar a la multitud que llegó desde Zárate con ese 2 a 0. CADU pudo festejar un triunfo luego 20 años sin poder ganar en ese estadio.

Y llegó el 14 de junio de 1997, CADU ya se había salvado del descenso fechas anteriores si mal no recuerdo luego de empatar 0 a 0 contra Def. y Justicia, mientras que Atl. Campana empató el 7/6 contra Talleres (RE) en Campana y no lo salvaba por completo.
La historia de esa tarde de 1989 se repetía, pero los roles se intercambiaban, el que se salvaba del descenso con el empate era el violeta, mientras que CADU, se había preparado especialmente para este partido incluso no había puesto todos los titulares en la fecha anterior.
La tarde fue lluviosa, incluso muchos partidos que decidían el descenso no se jugaron como Alem - Colegiales, pero el árbitro Gabriel Brazenas consideró que el estadio de CADU estaba apto para jugar, el sector que debían ocupar los hinchas de CADU estaba completo, sin embargo los hinchas del "Viola" llegaron tarde y no en la cantidad de gente que se esperaba.

El partido empezó con CADU intentando buscar el triunfo, y así "vengar" lo de aquella tarde de 1989.
Antes de los 10 minutos del primer tiempo, llegó la alegría, Alberto "Nene" Ocampo tuvo un tiro libro a aproximadamente 25 metros del arco de Capeletti, disparó y Alberto Ojeda (el mismo que se perdió ese gol increible en el 89) confundió al arquero "viola" y la pelota ingresó al arco. Fue delirio en Zárate.
El partido siguió, Campana atacaba, pero había una muralla que se llamaba Gualdoni, el arquero de CADU estaba invensible esa tarde, se atajó la vida.
Faltanto poco Itabel se iba a ir expulsado en Atlético, y ahi se terminó el partido ya el grito había anticipado la gente los días anteriores, se cantó sin parar los últimos 15 minutos hasta que llegó el pitazo final de Brazenas, y ahi fue locura total, la gente invadió el terreno e incluso hubo VUELTA OLIMPICA, CADU había ganado SU torneo, y logró olvidar esa tarde del 89.


Fuente : http://ar.geocities.com/elcadu/
Gracias Gastón por la colaboración.

Tango sanjuanino


Mural realizado por los hinchas de Desamparados de San Juan con la inmortal imagen de Carlitos.

Viveza brasileña

Torneo de la B Metro de la temporada pasada.
Jugaban Almirante Brown - San Telmo en Casanova.
Partido caliente ganado hasta ese momento por el Candombero 2-1 ante el puntero del Torneo,con dos goles del brasileño Hugo Alves.
Este queda lesionado en el medio campo, ingresa el carrito, y en su afán de perder tiempo molesta al conductor deteniendo el carro en el campo de juego.
La vendetta de los camilleros no tardó en aparecer, ni bien salieron del campo, lo tiraron de la camilla al suelo de forma brusca, lo que motivó la reacción del banco de San Telmo, armandose una pequeña gresca que deriva en la expulsión del brasileño, hasta el momento figura de la cancha.

Un set para clasificar

Año 1998, tarde de sábado, última fecha en Rafaela, decisiva para entrar a la Zona Campeonato (sistema del Nacional B, diferente al actual), se enfrentaban Atlético y Godoy Cruz de Mendoza. Rival que, en los papeles y en la cancha nunca lo complicó al “celeste”, por lo menos en el “Monumental” de barrio Alberdi.

Con actuales jugadores como el arquero Andrés “Maguila” Noguera y el defensor Mario Ruiz Díaz, Atlético empezaba ganando 1 a 0, a los 10 minutos con el primero de los 3 goles que convertiría la figura de la tarde Gustavo, “Chipi” Gandín.

Hasta aquí se festejaba la clasificación, se debía ganar sí o sí, porque el empate no servía. Justamente por ésto,, un rato después, el “Bocha” Batista, con un derechazo abajo, al palo derecho de Noguera, establecía el 1 a 1 parcial, y la historia cambiaría en favor del “Tomba” mendocino.
Después solo quedaron una fría llegada de Paulo Pérez, que luego de un centro, Vargas no llegó a conectar con precisión mandándola arriba del travesaño. Por el lado de Godoy Cruz, Penayo tuvo una de contragolpe, que también la desperdició.
Cuando ya se jugaban 13 del segundo tiempo, Atlético sufrió la expulsión del lateral Carlos Moreno, que hasta allí, había hecho todo bien. Todo era “negro” para “el celeste” que, necesitaba ganar y encima estaba con un hombre menos.

Y cuando nadie se lo hubiera imaginado, bastaron solo 3 minutos después para que Sergio Comba, en un mano a mano pusiera el 2-1, que hizo estallar de alegría a todo el estadio.
De ahí en más, la producción del equipo de “Vitrola” Ghiso, fue perfecta e imparable.
A los 24 minutos, el “Tomba” se quedaba con 10 hombres porque se iba expulsado el ex – Newell´s y River, Fabián Basualdo. Entonces la historia dio un giro de 360 grados, enseguida llegó el tercero de Atlético y el segundo de Gandín en su cuenta personal.
Solo algunos minutos después, otra vez Gandín sellaba su tarde mágica, poniendo el partido 4 a 1. Faltarían dos goles más, Comba a los 40, marcaba el 5 por 1 y ya en tiempo adicional, y luego que le anularan un golazo de tijera por posición adelantada, Oggioni, cerró un “set” de tenis, 6-1 y Atlético ya estaba en el grupo de los 8 mejores de la Zona Campeonato.

Se debía ganar para clasificar y se goleó, se necesitaba efectividad de los delanteros y alcanzó con tres de Gandín y dos de Comba, la gente debía acompañar y alentar y eso fue así.
Una tarde como pocas, una tarde perfecta...!!!


Fuente: Martin Pedrola para http://www.lacremaesdeprimera.com.ar/

La Nona


Pablo Goberville, defensor histórico del ascenso cuenta una anécdota con Caruso Lombardi:
"Me acuerdo que estaba jugando para El Porvenir, dirigido por Caruso. Yo venía siendo titular, y en el almuerzo previo al partido con Gimnasia (CdU) se me sienta adelante y me dice "Pipa, vas a ir al banco, pero quedate tranquilo porque podés entrar". Después, en la charla técnica, todos se sorprendieron porque no iba de entrada, y me escondí en el fondo del vestuario. Ricardo no me veía, y cuando preguntó por mí me aparecí vestido de la Nona de Gasalla, y empecé a insultarlo en broma. "



Fuente: Diario Olé Nota completa

Club Deportivo Mac Allister

En 1998 los hermanos Carlos Javier y Carlos Patricio Mac Allister deciden darle forma a un proyecto soñado y planificado durante mucho tiempo: la fundación de un club propio, el Club Deportivo Mac Allister.Luego de una breve experiencia de dos años con una escuela de fútbol, adquieren un predio de cuatro hectáreas ubicado a 5 kilómetros del centro de la ciudad de Santa Rosa, en donde se construirían las instalaciones del futuro clubEl Deportivo Mac Allister es un club cuya actividad deportiva excluyente es la práctica de fútbol. Su objetivo fundamental es la formación y promoción de futbolistas para su posterior inserción en el fútbol profesional.Para ello, cuenta con una moderna construcción emplazada en un predio propio, en el que se dan cita a diario más de trescientos niños y jóvenes que conforman la Escuela de Fútbol del club, las divisiones inferiores y la Primera División.Desde 1998, año de su fundación, el Club Deportivo Mac Allister viene participando en los torneos oficiales que organiza la Liga Local para cada una de sus categorías juveniles, como también infantiles. En el año 2000, por primera vez en su historia, participó en los torneos de Primera División obteniendo el título de Campeón del Torneo Clasificatorio y Sub-Campeón del Torneo Oficial de la Liga Cultural de Fútbol, clasificando para el Torneo Argentino B 2002, representando a dicha Liga.En el año 2003 se corona Campeón Provincial, siendo el primer equipo en la historia de la Liga Cultural de Fútbol en obtener dicho galardón, y clasificando al Torneo Argentino "B" 2004 donde tuvo una destacadísima actuación contando entre sus filas como jugador a Carlos Javier Mac Allister.
En los últimos años las divisiones formativas participan con gran éxito en torneos provinciales y nacionales habiendo cosechado centenares de distinciones.En el año 2005 el Depo nuevamente clasifica para el torneo del interior 2006.Asimismo el Club realiza todos los años un evento de gran importancia para la región denominado "Scouting nacional" en el cual se presentan jugadores juveniles preseleccionados a coordinadores del fútbol nacional e internacional.


Orestes Katorosz

El Isidoro Cañones del Fútbol. Estereotipo del playboy argentino y conocedor de cuanto rubro laboral exista en el Mundo, se las ingenió para ganarse un espacio en el ambiente de la pelota gracias a su perfil amigable y a su novedoso sistema de entrenamiento, que dio mucho que hablar cuando pudo implementarlo. No hay demasiadas voces que certifiquen sus buenas cualidades de jugador, pero así y todo pudo probarse en el Cosmos de New York a princicios de los 80’s, compartiendo entrenamientos con glorias como Beckenbauer, Chinaglia y Neeskens. En Estados Unidos fue parte de varios equipos a nivel a amateur y una vez retirado comenzó a perfeccionar su interés por la táctica y la estrategia. En los 90’s su relación con el fútbol estuvo ligada a participaciones breves pero intensas: además de colaborar en las Eliminatorias de USA ‘94 en el plantel informático del DT de Australia, el escocés Eddie Thompson, asesoró a otros colegas en los Juegos Juveniles Bonaerenses y en el año 2000 tuvo su bautismo como entrenador de un conjunto de AFA. Sí, All Boys confió en su frondoso currículum y especialmente en la plata que prometía el grupo empresario que lo acercaba, y le dio la chance de dirigir en la Primera B Nacional. En el debut, ante Tigre, los periodistas, los hinchas del Albo y los amantes del deporte en general comenzaron a conocer al verdadero Orestes.Cuando los jugadores salieron a la cancha el público comprobó el primer cambio notorio: la numeración. Para confundir al rival, los delanteros tenían los números 2 y 3 en sus camisetas, y Fernando Batista que se desempeñaba de defensor, por ejemplo, tenía el 11.La técnica de distracción desconcertó al Matador durante la primera mitad y rápidamente All Boys se puso 2 a 0 (goles de Diz). En el complemento Tigre empató (Maggiolo y Artime) y aunque se habían perdido 2 puntos los simpatizantes del club de Floresta sabían que una revolución había empezado. Más teniendo en cuenta que en el entretiempo Katorosz se había acercado a la tribuna “para saludar a unos amigos“.

Su paso la segunda división de la Argentina terminó, según él mismo, con una eficacia 56% que incluye una victoria ante el Almagro de Pascutti, con un gol del baldosero Laffatigue.Pero lo que realmente llamaba la atención eran sus métodos de entrenamiento. Además de hacer practicar descalzos a los jugadores o hacerlos almorzar sólo cereales antes de los partidos, también incluía sesiones de yoga y natación durante la semana, basándose en el estado físico y espiritual.



Fuente: www.enunabaldosa.com.ar

Ouch!

Nos sumamos al furor (?) de Los Simpsons y subimos esta bandera de Berazategui.

Amor de Ascenso


"Ahora bien... ¿desde qué lugar se puede reivindicar este fútbol?, ¿cuál es el atractivo? Para el escritor Eduardo Sacheri, autor de Esperándolo a Tito, la pasión del hincha se explica por la pureza de su amor. "El hincha de Morón sabe que nunca jamás va a jugar la Copa Libertadores. Es como una vivencia de horizontes limitados pero igualmente vividos. Si la pasión del hincha del ascenso resulta aparentemente desmedida, es porque la gratuidad de su amor es más evidente. Vos sos hincha de River y tu amor también es gratuito, porque nada de lo que ganen los jugadores de River te va a llegar, ni tampoco nada del dinero que le entre a River por el pase de Lucho González. ¿Qué te va a llegar? Algo así como una página de gloria de la que te apropiás. Ahora, cuando ni siquiera tenés esa perspectiva, ese amor es más puro y desinteresado. Un hincha de Primera no puede creer que un tipo sea de Morón, de Ituzaingó, de Liniers o de Temperley. En ese sentido, es un amor de otra dimensión".



Fragmento de la nota "El ascenso: el fútbol hecho pelota" de Marcelo Massarino y Walter Marini para Revista Sudestada de Mayo del 2005. En la nota completa además de Sacheri, opinan Alejandro Apo y Alejandro Fabbri.


Las Marineritas


Inaguramos esta etiqueta con las pioneras en el Ascenso, Las Marineritas de Almirante Brown.
En la foto podemos ver el plantel completo de las porristas del equipo de Isidro Casanova, posando cual equipo para poster, con la hinchada de fondo y sin mascotas (?) queriendo figurar.

Recuerdo


El Gran Rodolfo Motta, DT de Temperley en 1987 cuando el Celeste militaba en la Primera A, se descompone al enterarse que deberá enfrentarse a Platense en un desempate para no descender.
Luego Platense derrotaría al Gasolero 2-0 en cancha de Huracán y mantendría la categoria.


Ezequiel "El Pocho" Lavezzi


Realizó las inferiores en Boca Juniors y fue dejado libre por la entidad xenezie.

Volvió a su ciudad natal, Villa Goberndor Galvez, Santa Fe, decidido a no jugar más al fútbol.
Pero un representante le consiguió varias pruebas en Buenos Aires y finalmente fichó en Estudiantes de Caseros en el 2003.
A los 17 años se inició como profesional en Estudiantes en la Primera "B" Metropolitana, en el equipo que dirigía por esa época Blas Guinta.
Durante dos temporadas, El Pocho demostró su gran categoría y en 39 partidos con la camiseta del Pincha marcó 17 goles. Estaba claro que por sus actuaciones, era mucho jugador para la categoria y pronto sería transferido a un club de Primera.

En 2004, a los 19 años de edad y debido a su gran desempeño en el equipo de Caseros, su pase fue adquirido por el Genoa italiano, que a su vez lo cedió a préstamo por una temporada a San Lorenzo.
Durante la temporada 2004/05 su rendimiento fue superior a lo esperado, por lo que San Lorenzo decidió adquirir el 100% de sus derechos federativos y económicos al Genoa en 2.200.000 de dólares.


Luego de varias temporadas con algunos altibajos en el conjunto de Boedo, fue una de las figuras del último torneo, conduciendo a San Lorenzo a obtener el título Clausura de la mano de Ramón Díaz.

Nuevamente el Calcio puso sus ojos en el , está vez el Napoli y por u$s 8.200.000 compró su pase y espera debutar en la presente temporada en el club donde brillara Diego Maradona.

Agradecemos a Javier Doti por la foto de Lavezzi visitiendo los colores de Estudiantes de Caseros.

Reggae en la cárcel


Bandera de General Lamadrid con la imagen del Tío Bob y un mensaje de amor fiel.

Hace 40 años...


El 29 de julio, se cumplieron 40 años del logro más importante de nuestra institución. Fue el título de la vieja Primera "B", logrado en el año 1967. Aquella noche, en cancha de Platense, Defensores derrotó a Tigre por 2 a 0 y se coronó campeón... Pero, por cuestiones reglamentarias de esa época, no se logró el ascenso a Primera División. Pero eso no importaba aquella noche, porque el título no nos lo sacaba nadie. Esa estrella que conseguimos esa noche, fue la más importante de la historia de Defensores de Belgrano. Seguramente la gente que vio jugar a este equipo dirá que no tuvo mayor alegría...


Pero empecemos por el principio de la temporada.... ¿Quién se iba a imaginar que después del partido que Defensores pierde con El Porvenir en la primera fecha íbamos a salir campeones? Probablemente nadie. Pero en la segunda fecha, Defensores le gana por 3 a 0 a Almagro y los hinchas empezaron a creer un poco más en el equipo. Después, los triunfos serían prácticamente una rutina (recordemos que de 20 partidos, Defe ganó 14). Hagamos memoria. En el Bajo los triunfos fueron estos: a Almagro por 3-0; 2-1 a Argentino de Quilmes; 2-0 a Sp. Dock Sud; 2-0 a Nueva Chicago; 2-0 a El Porvenir; 3-1 a Deportivo Morón; 2-0 a Almirante Brown; 1-0 a Estudiantes BA y 2-0 a Central Córdoba.. De visitante, los siguientes: 1-0 a Estudiantes BA; 3-1 a Central Córdoba; 2-1 a Almagro; 2-1 a Sp. Dock Sud y el inolvidable partido que nos consagró campeones de la zona "B" y nos daba el derecho a jugar la final con el campeón de la zona "A", 3-1 a Temperley. En referencia a este encuentro, Oscar Arbona un día contaba: "Era increíble la gente que fue a ese partido en cancha de Temperley, ese día llenamos un tren de hinchas. Nunca vi tanta convocatoria de Defe jugando de visitante". El que no estuvo en el tren, solo se lo tiene que imaginar para que se le ponga la piel de gallina...


Hasta ahí, éramos campeones de la zona "B" y Parodi se consagraba como el goleador del campeonato. Enfrente nos esperaba Tigre, el campeón de la otra zona. El partido, como ya dijimos, se jugó de noche en cancha de Platense. No hace falta decir que la cancha estaba totalmente llena, tanto de hinchas de Tigre como de Defensores. Tampoco hace falta recordar que el partido lo ganó Defe 2 a 0, con goles de Tomino de tiro libre y de Fumagalli, y que el arquero Gerónimo le atajó un penal a Santana. Al término del partido hubo invasión de campo y vuelta olímpica. Después, se siguió festejando en el Bajo hasta altas horas de la noche...


Enviado por Gastón Wagmaister, gracias por la colaboración!

El Trapiche Azucarero




Club: Atletico Ledesma de Jujuy

Nombre: El Trapiche Azucarero

Capacidad: 10.000 personas

Ubicacion: 25 de Mayo y Av. Las Palmeras, Ledesma.

Categoria : Argentino B





Fue inaugurado en 1964. El Estadio se encuentra en la calle 25 de Mayo del Barrio Ledesma. Se llega por la ruta 34, antes de llegar a la ciudad se encuentra la Avenida Las Palmeras, se debe siguir el sendero de tierra hasta los reflectores del Estadio.


Muchos recuerdan las primeras gambetas del Burrito Ortega en el césped de esta cancha, ya que debutó en la Primera del Atlético a los 15 años.


Fuente: http://atleticoledesma.webcindario.com

Ricky y El Porve

Se ponía la remera de El Porvenir, desafiante, salía a la calle y se iba por ahí. De hecho un mediodía lo encontré, él venía de gira, tenía puesta la remera del club y gritaba: “¡Aguante El Porve!”. Los tipos que pasaban lo miraban con temor, él se les acercaba y les encajaba una trompada, a cualquiera, grandes o pibes. Era un día de semana. Me acerqué y le pregunté: “¿por qué le pegás a la gente?”. “Porque yo quiero que me contesten ‘Aguante, aguante’”. Pero como vecino era educado…

Fuente: "Ricky, el último punk", libro de Sebastián Duarte que cuenta la vida de Ricky Espinosa, cantante de Flema.
Posteado también en www.la-redo.net y Mutantes

Tres amores


Pintada de Defensores de Belgrano en el Bajo dedicada a Diego Maradona.

Martín José Terán


Su nombre es sinónimo de Rugby. Nacido en julio de 1969 comenzó desde muy pequeño a correr la ovalada en Tucumán gracias a la influencia de su padre José, un destacado jugador en la década del 50 que actuó en el seleccionado argentino y que fue reconocido como uno de los mejores wings en la historia del ámbito nacional.Su primo, Gabriel, también se destacó en la actividad y llegó a ponerse la camiseta de Los Pumas. Evidentemente, a Martín no le quedaba otra que jugar al Rugby. Y vaya si lo hizo con éxito.Jugó dos mundiales con el seleccionado nacional (el de 1991 y 1995) y en el primero tuvo el honor de anotarle dos tries a Australia. Afianzado en la misma posición que su padre, jugó 16 tests matches con la camiseta de Los Pumas y tuvo una carrera por demás elogiable.
Un buen día abandonó el deporte de toda su vida y con la tranquilidad propia de quien se cambia de ropa se volcó al fútbol profesional.Le dieron la chance de vestir los colores de Atlético Tucumán y no la desaprovechó. Además de jugar en la Liga Local disputó 6 partidos de la B Nacional (1996/97) y marcó un gol de cabeza muy recordado por la parcialidad decana.

A un paso de la gloria

Pasaron cinco años.
El 26 de mayo de 2007, se cumplieron 5 años del segundo partido ante Unión de Santa Fé por la promoción para ascender a primera división. Ese día, Gimnasia perdía por 3 -0 en Santa Fé, terminando de sellar su mejor campaña en la historia de club. En el partido de ida, jugado tres días antes, Gimnasia se había impuesto por 3 – 1 ante los santafesinos. Recuerdos, alegrías, lágrimas y muchas emociones se vivieron. Será algo imborrable a largo del tiempo, no solo para los hinchas del Mens Sana, sino para todo el fútbol entrerriano. Porque Gimnasia dejó de ser un equipo de ciudad para ser de toda la provincia.
Ese histórioco equipo formaba con : Orcellet; Monge, Fontana, Almada; Hernan Orcellet, Vendakis, Fabio Boujon; Colombo, Cantero; Luciano Leguizamón y Diego Ceballos.

Fuente: www.entrelobosyrios.com.ar

Locura violeta.


El hincha que nació antes que su club.

Este 31 de Julio de 2007 sin dudas que marca otro de esos acontecimientos que nos hacen “diferentes” al resto. Porque hace nada más y nada menos que 100 años nacía Don SANTIAGO PRICCO. Un nombre y un apellido que hablan por sí solo en la historia del club, una vida dedicada al Salaíto y que sin dudas hoy merecerá el reconocimiento de todos: de sus familiares, de los que lo conocen, de los hinchas Salaítos y sin dudas de la ciudad, ya que se trata de uno de los socios vivo más antiguo de alguno de los clubes de la ciudad. Quizás exista otro, es probable, pero quizás también no tenga el amor que Don Santiago le ha dado a la institución a lo largo de su vida.



Santiago Pricco nació antes que Argentino de Rosario, digamos que se le adelantó unos 5 años, pero ya desde pequeño tuvo amor por el club. Hizo de todo: fue arquero de la institución durante varios años, alternando con su trabajo en el Ferrocarril, llegando incluso a integrar combinados rosarinos que por aquella época jugaban contra los porteños. También fue técnico de la Divisiones Inferiores, fue utilero, cobrador, canchero y durante más de una década integró las comisiones directivas.



Si bien hace algunos años que por razones de salud no concurre a ver los partidos, recuerdo haberlo visto infinidad de veces en el Olaeta, primero caminando, luego llevado por su hijo y por su nieto, sentado contra el tejido en algunos de los costados de la cancha. Recuerdo una vez haber estado al lado de el en un partido, no hace muchos años, y haberme llamado la atención el hecho de conocer a todos los jugadores por su apellido, y de estar permanentemente alentando y gritando por su Argentino. Es muy conocida en el club una anécdota por demás de graciosa y que pinta de cuerpo entero su amor incondicional por la divisa alba: un día enojado con la actuación de un juez de línea no tuvo mejor idea que pasar su bastón por el rombo del tejido y desde su silla tratar de “hacer entrar en razones” a semejante lineman que estaba perjudicando a su Salaíto, quizás por haber cobrado un offside que no fue!.


Estadio Nueva España


Club: Social Español
Nombre: Nueva España
Capacidad: 35.000 aprox.
Ubicación: Santiago de Compostela y Asturias

El estadio España fué inaugurado el 12 de Febrero de 1981 cuando el club tenia 24 años de vida. El estadio siempre estuvo ubicado dentro de las instalaciones de la sede del club, rodeando las calles Castañares, Sgo de Compostela y Av. Asturias que fueron bautizadas por los gallegos fundadores del club, quienes pavimentarón. Para la inauguración del Estadio España se jugó un amistoso con el Club Deportivo La Coruña de España, el resultado fue 1 a 0 a favor del Rojo con gol de Walter Corvo. El estadio España tuvo una capacidad para 18.000 personas y no disponia de iluminación.




El Sábado 12 de Octubre de 1996 cuando el club estaba cumpliendo 40 años de vida se reinaugura el Estadio Nueva España, en el mismo lugar pero con varias modificaciones, mientras se producian las modificaciones en la cancha Español hizo de local en Ferro, Atlanta, Huracan San Lorenzo y Velez Sarsfield entre otras. En la fiesta de inauguración se jugó un amistoso entre los equipos campeones del 66' y el 84' y asistieron a ese partido alrededor de 8.000 personas y el resultado del partido fué un 2 a 0 a favor del equipo del 84'. En ese partido se notó la ausencia del Dr Carlos Bilardo quien fuera miembro del equipo campeon del 66' y faltó por estar concentrado con el plantel de Boca Jrs. El estadio fué renombrado con el nombre de ESTADIO NUEVA ESPAÑA con una capacidad para 34.500 personas sentadas y una iluminación que en esa época fue la mejor del país junto a la del Club Boca Jrs.